Cita previa   609249360
    Sígueme en

Psicología

Pensar en mi propósito de vida es pensar en la Psicología y en todo lo que puedo aportar para crear un mundo verdaderamente mejor. Siento tanto amor y tanto respeto por esta profesión, que no puedo dejar de formarme y de crecer profesionalmente para desarrollarla con honestidad y en excelencia. Por eso no atiendo cualquier caso: me he especializado en unas áreas concretas de intervención, en las que he invertido más esfuerzo y en las que me gusta trabajar. Pero no son las únicas, hay muchas más en el amplio abanico de la Psicología. Si no encuentras lo que buscas, no dudes en preguntar a través del formulario de contacto.

ESTADO DE ÁNIMO DEPRIMIDO

Quizás sea éste uno de los temas que más trato en consulta, pues son muchos y variados los motivos que pueden provocar una alteración de nuestro estado de ánimo. Existen varios grados o niveles dentro de las alteraciones del estado de ánimo, desde la Distimia (una pequeña tristeza que fluctúa y que se da durante un largo periodo de tiempo, lo que conocemos como altibajos) hasta el Episodio Depresivo Mayor (de las alteraciones más severas).

A lo largo de la vida de más del 20% de las mujeres y del 12% de los hombres, se puede dar algún episodio de alteración del estado de ánimo que puede requerir atención especializada. En estos casos, el estado de ánimo típico es deprimido, irritable y/o ansioso, y se suele dejar todo en manos de antidepresivos. Un gran error, pues sin terapia psicológica, no habrá mejora. Recuerda que las pastillas ni piensan ni reflexionan. Esa es tarea tuya.

¿Sientes un profundo pesar por alguna situación? ¿Hay alguna circunstancia que no hayas podido superar y que te produzca malestar? Si quieres dejar atrás ese estado de letargo y de tristeza que no te deja disfrutar y vivir la vida con ilusión, es hora de iniciar un proceso terapéutico individualizado.

ESTRÉS Y ANSIEDAD

¿Estás irascible? ¿Saltas a la mínima? ¿Te dicen que estás irritable? ¿No puedes evitar sentir esos nervios? ¿Tienes un pellizco en el pecho que te impide respirar? Puede ser un cuadro de ansiedad.

La ansiedad es un sentimiento de recelo, nerviosismo o miedo, cuya fuente de desasosiego no siempre se reconoce, lo cual puede aumentar la angustia que se siente. Existen varios tipos de trastorno de ansiedad, desde los más leves hasta el Trastorno por Ansiedad Generalizada.

Por su lado, el estrés puede provenir de cualquier situación o pensamiento que nos haga sentir frustración, furia o ansiedad. No es tan potente como la ansiedad, pero puede llegar a ser muy perjudicial si se mantiene en el tiempo. Lo que es estresante para una persona no tiene porqué serlo para otra. Sin embargo, debes saber que someterse a demasiado estrés puede predisponerte a tener una salud general deficiente y a desarrollar hábitos poco saludables.

Aunque pueda parecer preocupante, no te alarmes, es algo que se soluciona trabajando sobre la raíz del problema. A veces es más sencillo de lo que parece, pero es normal sentirnos así cuando tenemos todos esos síntomas angustiosos. Si cualquiera de éstos coincide con tu caso, puedo ayudarte.

ASERTIVIDAD Y HABILIDADES SOCIALES

Cuánto más evolucionamos, más nos desarrollamos como especie y más conquistas científicas y tecnológicas tenemos a todos los niveles, pero nuestras habilidades sociales son peores.

Cada vez son más las consultas sobre problemas para relacionarse con otras personas o para expresarse con libertad (lo que se conoce como Asertividad). También suelen ser frecuentes las consultas sobre cómo aprender a hablar en público con confianza y seguridad, o cómo resolver un problema con alguien de la forma más adecuada. Si te cuesta relacionarte con otras personas o no tienes la seguridad suficiente al hacerlo puede que necesites trabajar tu asertividad o tus habilidades sociales.

Las habilidades sociales son esas capacidades personales que nos ayudan a tener éxito en las relaciones personales. Entre las habilidades que más trabajo cuestan desarrollar hoy en día se encuentran: expresar una queja, pedir ayuda, negociar algo, autocontrolarse, defender los propios derechos, no entrar en peleas, superar la vergüenza, defenderse de acusaciones, etc. La lista se hace interminable. Si quieres mejorar cualquiera de estos aspectos y tener mayor competencia social, éste es tu sitio.

RELACIONES FAMILIARES

La diferencia generacional, el ritmo de vida y los problemas adyacentes pueden crear situaciones de conflicto entre los miembros de la familia. En muchas ocasiones, esos conflictos se vuelven crónicos degenerando en relaciones tóxicas y dañinas dentro del ámbito familiar.

Conviene recordar que el problema no está en las personas sino en las relaciones que se establecen entre ellas. A esta forma de orientación del problema se le llama Sistémica. La familia es un sistema en el que se han desarrollado distintos tipos de relaciones a lo largo del tiempo. Indagar en ellas, conocerlas y encontrar la raíz al problema por sí solos suele ser bastante difícil.

¿Si no entiendes a tu hija o a tu hijo? ¿Si estás viviendo una situación de inestabilidad en tu pareja y en tu familia? ¿Si tu relación se está viendo perjudicada por las diferencias a la hora de educar? ¿O si las personas dependientes a tu cargo o mayores suponen un estrés familiar? Puede que te venga bien ayuda profesional. Cuando las situaciones nos superan, suele ser complicado hallar una salida: buscar ayuda profesional es un signo de una adecuada salud mental.

AUTOESTIMA Y EMPODERAMIENTO

Sin duda el mal de la sociedad en el siglo XXI es la baja autoestima o autoestima negativa. Eso es debido a que se nos educa para adquirir conocimientos sobre diversas áreas pero no se nos enseña a ser personas y, sobre todo, a amarnos.

La inmensa mayoría tiene complejos o cosas de sí que le avergüenzan. Se sienten inferiores o caen en el error de compararse con otras personas, con el inevitable malestar que ello conlleva. Además, suelen usar un lenguaje muy tóxico para hablar sobre sí mismas/os. Si has dicho o pensado cosas del tipo “no valgo”, “no soy capaz”, “no sirvo” o simplemente, acostumbras a rechazar los cumplidos tirándote por tierra, tienes un problema de autoestima o de concepto de valía personal.

Conocerse y valorarse es fundamental para afrontar el devenir del día a día. Muchas personas creen que se conocen, pero si es así ¿por qué se sienten mal consigo mismas o buscan la aprobación de los demás? Nadie puede darnos aquello que llevamos en nuestro interior. Si quieres hacer frente a tu malestar y mejorar el concepto que tienes sobre ti, puedo ayudarte a conocerte y a aumentar tu autoestima con mi sencillo programa de entrenamiento.

OTROS MOTIVOS DE CONSULTA

Puede ocurrir que no sepas si tu situación personal se engloba en alguna de ellas después de haberlas leído. ¡No te preocupes! Suele pasar.

Si tienes alguna duda sobre si puedo ayudarte, no dudes en ponerte en contacto conmigo: te responderé lo antes posible. Si después de que hablemos veo que entra dentro de mis especialidades, sólo quedará concertar una cita. Y si no es un tema que yo suela tratar, tampoco te preocupes, intentaré recomendarte a la persona adecuada, para que te pueda ayudar.

Para pedir cita previa o hacer una consulta, dirígete al formulario de contacto.

¿Quieres suscribirte a mis novedades?

Me encantaría que formaras parte de mi pequeña gran familia. Por eso, si te suscribes, tengo un regalo para ti: mi programa completo de entrenamiento “10 ejercicios para mejorar tu autoestima”.

Mi cuenta de Instagram

Sígueme en mi Página de Facebook